El Diario Geek

¿Merece la pena usar aplicaciones para conseguir seguidores en Instagram?

No es raro encontrarse en Google Play o en App Store algunas aplicaciones que prometen ayudarte a conseguir “me gustas” y seguidores en Instagram. Dichas apps funcionan siempre de la misma forma, y siempre, siempre, siempre son igual de inútiles para lo que en realidad estás buscando.

Lo cierto es que, si usas estas aplicaciones, tienes un concepto equivocado de lo que es “tener seguidores”. Cuando alguien te sigue es porque le gusta lo que haces, le gusta tu contenido o le gusta tu cara -el motivo es indiferente-. El caso es que le interesas como usuario, y estas aplicaciones son todo lo contrario. Pero vayamos por partes.

¿Cómo funcionan las aplicaciones para conseguir seguidores?

Google Play, sin ir más lejos, está llena de estas aplicaciones más malas que el hambre

Por lo general, todas estas aplicaciones funcionan de la misma forma: accedes con tu perfil de Instagram y acto seguido empiezas a ver fotos, vídeos y perfiles de otros usuarios. Por cada “me gusta” o follow que des o hagas conseguirás monedas, diamantes o cualquier otra chorrada que, después, podrás cambiar por “me gustas” o seguidores para tu cuenta.

Cuando canjeas tus puntos conseguidos mediante el reparto masivo de “me gusta” a usuarios que ni siquiera recuerdas, tus fotos empiezan a circular en el sistema, y recibirás “me gusta” de otros usuarios que están buscando lo mismo que tú: conseguir monedas para canjearlos por likes o seguidores. ¿Y eso te genera algún tipo de beneficio? No, absolutamente ninguno.

Este tipo de aplicaciones, además de alimentar el ego y engordar la cifra de “seguidores” -por llamarlos de alguna forma-, se cargan todo tu engage en Instagram por un motivo muy sencillo: a tus nuevos seguidores le importa un carajo y medio tu contenido, tu cuenta, tu cara y tu vida.

No es una cuestión de seguidores, es una cuestión de rendimiento

Así te lo suelen vender, y eso tiende a ser más falso que el relleno de un sujetador

Piénsalo por un momento, querido lector. Los seguidores y “me gusta” que has conseguido los has conseguido no porque tu contenido sea bueno o interesante, sino porque a cambio de los likes le están dando moneditas a otros usuarios para que ellos hagan lo mismo.

Podrás conseguir así 1.000, 2.000 o 3.000 seguidores, pero cuando dejes de usar la aplicación para conseguir likes… ¿esos seguidores interactuarán con tu contenido o directamente pasarán de ti? Pues sí, eso es lo que harán, porque tu contenido no les interesa. Te siguieron para conseguir moneditas, pero no van a interactuar contigo en ningún momento porque, básicamente, no saben que te siguen. Si hay alguna interacción será completamente residual.

Es entonces cuando te darás cuenta de que tienes una cuenta con chorrocientos seguidores y fotos con 20 o 30 likes, y eso da una imagen pésima. El ejemplo más claro es el Instagram de Ariana Grande: 83 millones de seguidores y solo un millón de likes en sus fotos. Solo un 1,2% de seguidores interactúan con ella. Fíjate tú, la persona más seguida de Instagram.

Compras seguidores en Instagram, ¿sí o no?

473.000 resultados en Google si buscas “Compras seguidores en Instagram”. Ahí es nada

No, no, no y no. Si los seguidores que has conseguido con las aplicaciones estas son más falsos que un euro con la cara de Popeye, los seguidores comprados en páginas web se llevan la palma. Estos seguidores son seguidores ficticios -seguramente hayas oído la palabra bot alguna vez- que no hacen absolutamente nada.

Estos bot engordan las cuentas y punto. Alimentan el ego, dan la falsa sensación a la gente que no sabe cómo funcionan las redes sociales de que la persona es súper famosa y súper popular y listo.

Conclusión: no hagas el tonto

No, de verdad, no compres ni consigas seguidores de formas antinaturales. Recuerda la regla general de la vida: si es fácil es mentira. No uses estas aplicaciones, porque no vas a conseguir más rendimiento en tus redes sociales por tener más seguidores, porque a estos no les importas nada.

Si quieres darle caña a tus redes, a tu perfil personal o a tu marca hazlo en condiciones. Usa los hashtags, interactúa de forma personal con otros usuarios… en fin, no seas trápala. Usa el sentido común, la gente que quieres que te siga es aquella a la que le gustas tú o tu contenido. Céntrate en tu público.

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!