El Diario Geek

Cómo saber si alguien te está robando el WiFi

Si estás leyendo esto es o bien porque puedes permitirte pagar una tarifa de datos móviles o bien porque, religiosamente, pagas cada mes tu cuota a la operadora que tengas contratada para poder tener WiFi. Eso, o se la estás robando a un vecino. Como sé que la gente que está leyendo estas líneas son buenas personas, voy a asumir que no sois unos piratillas y que estáis aquí porque sospecháis que alguien se está aprovechando de vosotros. Si es así, tranquilos, porque identificar a este personaje que os está robando tiene muy fácil solución.

Algunas empresas cobran hasta 30 euros por este servicio que, por fortuna, puedes hacer tú mismo desde casa sin necesidad de ser un hacker o tener muchos conocimientos de informática. Solo necesitas tres cosas: un smartphone Android o un iPhone, acceso a la red WiFi y una aplicación gratuita. Si tienes estos tres ingredientes, saber quién te está robando el WiFi es coser y cantar. Vamos al lío.

Encuentra a los ladrones de WiFi directamente desde tu smartphone usando Fing

Fing es una aplicación que, como os adelantaba antes, se puede descargar de forma completamente gratuita desde Google Play o desde la App Store. Básicamente, es una herramienta que permite realizar una auditoría a nuestra red WiFi para detectar quién está conectado y desde qué dispositivo. El funcionamiento es más sencillo que el mecanismo de un chupete: solo tienes que abrir la aplicación cuando estés conectado al WiFi.

La aplicación analizará la red y buscará qué dispositivos están conectados a nuestro router, y nos mostrará su IP, su dirección MAC y, si está disponible, el nombre del mismo. Por ejemplo, en mi casa, como puedes ver en las capturas de pantalla de aquí abajo, tengo conectados ahora mismo el móvil (un Samsung Galaxy S7 edge), el iPad y el portátil desde el que escribo esto. Si hubiese un dispositivo que no conozco lo podría ver fácilmente y actuar en consecuencia, cambiando la contraseña del WiFi o metiéndole fuego a la vivienda del vecino, lo que sea más rápido (esto es broma, señor Guardia Civil).

Además, una función que os puede resultar interesante es que puedes cambiar el nombre del dispositivo (para que te sea más fácil saber quién es quién) y hacer anotaciones. Imagina que detectas que hay un dispositivo conectado que no conoces, pues puedes cambiarle el nombre a “Chorizo 1” y anotar que lo viste por primera vez tal o cuál día. Así, si cuando cambias la contraseña del router lo vuelves a ver, sabrás que no es algo casual y que alguien se está pasando de la raya. Si el caso, lo que necesitarás será crear una contraseña más segura, usar tu pene como contraseña o, en su defecto, bloquearlo usando otros programas de los que hablaremos en otra ocasión.

Para tenerlo todo completamente controlado, puedes establecer un sistema de notificaciones para que la propia app te avise cuando detecte que un dispositivo se ha conectado a la red. De esa forma, si no tienes previsto que alguien se conecte (como sería el caso de que un amigo vaya a tu casa), sabrás instantáneamente que un vecino está tomándose demasiadas confianzas contigo. Si te mola la app y quieres comprobar si alguien te roba el WiFi, tienes los enlaces de descarga justo debajo, y desde la web también podrás acceder a la versión de Windows, Linux y Mac.

 

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!