El Diario Geek

Contactless Infusion X5, lo último en la deep web para robar tarjetas de crédito

Para quien no lo sepa, no solo existe un Internet. Hay varias capas, y la más “interesante”, sin lugar a dudas, es la deep web. Básicamente es un mundo alternativo en el que no hay censura, no hay reglas y todo es posible si tienes la suficiente cantidad de Bitcoins para pagar.

Entre los servicios que se ofrecen en este peculiar rincón de Internet no encontramos pornografía infantil, contratos de sicarios, compra de drogas y armas… y dispositivos varios. El que nos interesa hoy es el Contactless Infusion X5, una maquinita que, básicamente, es capaz de robar 15 tarjetas de crédito por segundo.

Más pequeño y ligero que un smartphone

Cuando veas un símbolo cómo ese, sabrás que puedes pagar con NFC — Imagen de Aranami

El dispositivo, como os podéis imaginar, no ha sido desarrollado ni por Samsung ni por LG. Lo ha desarrollado un grupo criminal que se hace llamar CC Buddies. Este grupo vende el cacharro de marras a través en la deep web por el módico precio de 1,2 bitcoins, que vendrían siendo unos 825 dólares.

Tiene un peso de 70 gramos y y es más pequeño que casi cualquier teléfono móvil. Eso lo hace realmente versátil para ser transportado en la mano y permitir que haga su trabajo: robar tarjetas de crédito inalámbricas, que tanto se están poniendo de moda.

Según informan los criminales desde su anuncio en la deep web, el dispositivo es capaz de leer y almacenar hasta 15 tarjetas bancarias por segundo, y por cierto, regalan 20 tarjetas “en blanco” para que las podamos sobrescribir con las que robemos.

“The Contactless Infusion X5 is the first contactless bank card hacker sold in the black market. This product was been designed and developed by The CC Buddies. The Contactless Infusion X5 is capable to detect and read ANY bank card from just 8 centimetres away! And reading at an amazing 1024 kbps this powerful contactless reader will read and save at approximately 15 bank cards per second!

Capaz de robar cualquier tarjeta de crédito inalámbrica

La mayoría de tarjetas actuales son inalámbricas, lo que hace de este dispositivo un gran peligro — Imagen de Pixabay

Según apuntan desde Softpedia, donde han hecho un desglose de todas las especificaciones técnicas, el cacharrito es compatible con los estándares ISO 14443, ISO/IEC 18092 y FeliCa. Hablando en cristiano, esto viene a significar que puede clonar tarjetas NFC y RFID, que son las que se usan hoy en día.

Como podéis leer arriba, el dispositivo tiene que estar a menos de ocho centímetros de la tarjeta objetivo, algo fácil de conseguir si viajas en metro o en autobús. Por supuesto, no es capaz de robarnos el PIN, pero eso no significa que no nos puedan birlar el dinero.

Por lo general, cuando pagamos con una tarjeta inalámbrica, no se nos pide el PIN para cantidades inferiores a 20 euros -así al menos es en España-. Por otro lado, cada banco establece un límite de compras sin PIN, por lo que no van a conseguir vaciar nuestra cuenta corriente, pero sí pueden llegar a causarnos un buen dolor de cabeza.

Obviamente no os voy a poner un enlace a la web de los tíos estos ni os voy a invitar a comprarlo. No es poco ético, sino que además es más ilegal que pegarle a un padre con un calcetín sudado.

Fuente: Softpedia

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!