El Diario Geek
La primera bodega de vinos en usar la tecnología Blockchain

Cuando el vino conoce al Blockchain

Hablar de Blockchain suele ser sinónimo de hablar de criptomonedas como el Bitcoin. Esta tecnología se ha convertido en una de las mayores innovaciones de nuestro tiempo, no solo porque es en la que se basa el Bitcoin, que también, sino porque tiene un sinfín de posibilidades que van desde la transparencia en el ámbito monetario hasta conocer la procedencia del vino que tenemos sobre la mesa. ¿Cómo? ¿Vino? Sí, vino, y es que hoy vamos a hablar de la bodega italiana Volpone, la primera bodega del mundo en usar la tecnología del Blockchain para certificar la calidad de sus productos.

Empecemos por el principio. La consultora multinacional Ernst & Young anunció hace poco una cadena de bloques enfocada a rastrear desde sus orígenes la cadena de suministros del vino. Esta fue bautizada como Blockchain Food Quality Protection, y mediante ella se pueden registrar todos los movimientos que se realizan antes de que la botella de vino llegue al consumidor final. Es decir, el usuario puede conocer desde el tipo de uva que se usó para obtener el vino hasta el número del tanque en el que se realizó la fermentación.

Para lleva a cabo este proyecto, la consultora se asoció con EzLab, una startup italiana que había desarrollado dos plataformas:

  • AgriOpenData: basada en el Internet de las Cosas y en smart contracts, se usa para recoger datos en el lugar de origen del producto (de la uva en este caso), permitiendo así conocer hasta los métodos de cultivo. Tienes más información aquí.
  • AgriChain: una cadena de bloques (basada en Etherum) en la que se registra la información obtenida de AgriOpenData y el proceso de fabricación del vino (tiempo de fermentación, litros de agua usados…).

Todo este proceso de recolección y procesado de datos llega al consumidor final en forma de un código QR estampado en la etiqueta del vino. Si el usuario escanea dicho código puede acceder a toda la información sobre el proceso de cultivo, producción y transformación del vino. ¿Y en qué se traduce esto? En que se maximiza la confianza entre el productor y el consumidor final. Imagina si esto se aplicara a todos los productos que consumimos día a día. Así lo afirma Luca Grivet Foiaia, socio de Ernst & Young:

Esta tecnología permite crear un registro público e inmutable conectado a la firma digital del fabricante, lo que permite al consumidor conocer la cartografía de cada proceso de producción y asegurarse de la territorialidad, la autenticidad y la calidad del producto. Es una oportunidad para todo el sector agroalimentario italiano para combatir el dumping en los precios creados por productos extranjeros o “falsos italianos” y proveer un método de reconocimiento y mejora de la etiqueta “Made in Italy”.

¿Qué información se puede conocer gracias al Blockchain?

Información del vino obtenida del Blockchain
Gracias al Blockchain podemos conocer desde la fecha en la que se recolectaron las uvas hasta el día en que se embotelló el vino

Pues toda la que desees. La bodega Volpone utiliza esta tecnología en su marca Bianco Falanghina. No estoy muy puesto en vinos, así que si lo conoces y lo has probado, siéntete libre de comentarme qué tal está. Desde la web podemos acceder a una preview de esta cadena de bloques, y en pocas palabras, es increíble. Puedes conocer absolutamente todo lo relacionado con el vino y acceder al registro en la Blockchain para verificar que la información mostrada es correcta. Te pongo un listado de todo lo que tienes disponible:

  • Información sobre el contexto geográfico.
  • Información sobre el cultivo de la uva.
  • Información sobre el proceso de fabricación del vino.
  • Información sobre la distribución y venta.

Dentro de cada uno de estos apartados hay muchísima información adicional, aunque el que más me ha llamado la atención es el del cultivo de la uva. En él, la bodega te va mostrando los días que hacen la poda, cuándo fertilizan y qué productos usan con su respectiva descripción, fotos del proceso de maduración de la uva… toda esta información está increíblemente detallada y enlazada a la cadena de bloques a lo largo de los dos años que dura el proceso de maduración, y llega hasta el día de la cosecha, que sigue en el apartado del proceso de fabricación.

El Blockchain podría ser el futuro de todas las industrias

El futuro del industria pasa por el Blockchain

¿Te imaginas hasta donde podría llegar esta tecnología? Olvídate del Bitcoin, del dinero y de las divisas descentralizadas y piensa en democracia y justicia. El Blockchain podría ser utilizado para acabar de una vez por todas con la explotación infantil, con la minería ilegal de coltán, con los productos de imitación, con absolutamente todos los males de este mundo que se amparan en la falta de transparencia de las empresas.

Yo me ciño a lo mío, que es la tecnología. Imagina que te compras un nuevo smartphone de la marca que te de la gana, en cuya caja encuentras un código QR con el que puedes acceder a una Blockchain que te permita consultar todos los puñeteros detalles del proceso de fabricación del dispositivo: de dónde vienen los componentes y minerales usados para fabricarlos, procesos de extracción, sueldos de los trabajadores involucrados, transportistas, intermediarios… todo eso quedaría al descubierto, se democratizaría, y permitiría al consumidor saber qué esta pagando, por qué está pagando lo que está pagando y qué ha pasado en el mundo para que ese dispositivo llegue a sus manos. Sería el fin de la tiranía de las empresas, el fin de la opacidad, el fin de la explotación laboral, el fin de los crímenes de guerra producidos por el coltán. Sería toda una revolución en la industria.

Y esto es solo en la tecnología. Imagina el Blockchain en la industria de los alimentos, en la industria de la moda, en la industria inmobiliaria… Por supuesto aquí peco de utópico e idealista, porque todos sabemos que implantar esto no es tan fácil como sacar a Iniesta en un anuncio diciendo “Blockchain para todos”. La tecnología existe y está ahí, pero ahora falta lo más importante: las ganas de cambiar y de hacer del mundo un sitio mejor y más justo. Suerte con eso, ¿no?

Fuentes: Ansa, Criptonoticias

¡Apoya a El Diario Geek!

El Diario Geek es un blog sin publicidad hecho con mucho amor y trabajo por una sola persona. Si te gusta lo que lees y quieres contribuir a que esto siga adelante te invito a que te pases por aquí y dejes que tu solidaridad y simpatía echen a volar. Con 5 euros me pagas los servidores de este mes, no te digo más. Otra opción es comprar tus juegos de PC desde aquí.

¡Colabora!

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.