El Diario Geek

Qué es el derecho a la desconexión digital laboral y por qué te interesa

Después de una larga y agotadora jornada de trabajo llegas a casa, te quitas los zapatos, te pones el pijama y ¡zasca!, llamada de tu jefe diciéndote que tienes que hacer esto, esto y esto. Luego un compañero te manda un WhatsApp, preguntándote si puedes hacer el informe ese tan importante que después no se lee nadie. Cuelgas, y venga a recibir correos, llamadas y mensajes. No desconectas nunca, y al final, cuando quieres darte cuenta, siempre estás trabajando cual esclavo.

Seguramente haya alguien que te dirá que apagues el teléfono, pero todos sabemos qué pasa si tu jefe te llama y no coges el teléfono. Para el que no lo sepa, lo que pasaría es que cogerías unas vacaciones indefinidas hasta que encuentres un nuevo empleo. Ante esta situación llega el derecho a la desconexión laboral, algo que te interesa, y mucho.

¿Qué es el derecho a la desconexión digital laboral?

Cuando tu jefe te llama pidiéndote un informe para ayer — Imagen de Capital Humano Emol

Algo que estaba tardando en llegar. Para que os hagáis una idea, podríamos resumir el derecho a la desconexión digital laboral diciendo que la jornada laboral acaba a la vez tanto a nivel físico como digital. Cuando te vas de la oficina, nadie podrá contactarte para temas de trabajo.

Este derecho ya fue aprobado en Francia, y entró en vigor el 1 de enero de 2017. El problema es que no se da una definición clara y exacta de qué es exactamente el derecho a la desconexión digital laboral — las cosas del derecho— , ni tampoco dice a quién se aplica (se presupone que al personal sujeto al convenio). Lo que sí se dice es que afecta a todas las empresas, sea cual sea su tamaño. En el artículo L. 2242–8 del Código de Trabajo francés se establece lo siguiente:

Las modalidades del pleno ejercicio por el trabajador de su derecho a la desconexión y la puesta en marcha por la empresa de dispositivos de regulación de la utilización de los dispositivos digitales, a fin de asegurar el respeto del tiempo de descanso y de vacaciones, así como de su vida personal y familiar. A falta de acuerdo, el empleador, previa audiencia del comité de empresa o, en su defecto, de los delegados de personal, elaborará una política de actuación al respecto. Esta política definirá las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y preverá, además, la puesta en marcha de acciones de formación y de sensibilización sobre un uso razonable de los dispositivos digitales, dirigida a los trabajadores, mandos intermedios y dirección.

— Traducción de Noticias Jurídicas

Si nos ceñimos al caso francés, la empresa debería poner en marcha las medidas de desconexión necesarias para que este derecho pueda ejercerse. ¿Cuál es el problema? Que las empresas deberán implantar sistemas que limiten el acceso de los trabajadores a los dispositivos digitales (teléfonos, portátiles…) fuera del horario de trabajo. Eso es complicado, puesto que estos dispositivos suelen ser personales y privados. A lo mejor la solución es dar un teléfono de empresa / portátil que no pueda salir de la oficina, por ejemplo. No sé, eh, yo no soy científico.

¿Qué regula el derecho a la desconexión digital laboral?

Ni llamadas, ni correos ni mensajes — Imagen de Los Replicantes

El derecho a la desconexión digital laboral regula los correos electrónicos, llamadas y la mensajería. Es decir, tu jefe no podrá mandarte un WhatsApp para decirte que trabajes ni podrá llamarte fuera de tu jornada laboral. ¡Y sorpresa! Ahora se pone de moda la jornada flexible. ¿Casualidad? No seré yo el que responda a esa pregunta.

En España se está estudiando su implantación

Según recogen en Xataka, Carles Campuzano, un diputado del Partit Demòcrata Europeu Catalá, habría preguntado al Gobierno si hay alguna medida de este tipo en la agenda política de nuestro Estado. Por lo visto, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social estaría estudiando la idea. Esta ha sido su respuesta:

La Secretaría de Estado de Empleo está estudiando la posibilidad de una regulación que reconozca el derecho de los trabajadores a la ‘desconexión digital’ de su empresa, una vez finalizada su jornada laboral.

En Comú Podem ya llevó esto a la Cámara Baja en forma de proposición no de ley. En ella se reclamaba un plan de uso de tecnologías de la comunicación fuera del horario laboral y una medición del estrés laboral a través del INE, entre otras cosas.

Con un poquito de suerte, en un tiempo no tendrás que preocuparte de las llamadas a deshora de tu jefe o de tus compañeros. Aunque te recuerdo que estamos hablando de España, y aquí las cosas van a su ritmo, tenlo en cuenta.

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!