El Diario Geek

Esta Inteligencia Artificial puede detectar un cáncer en menos de un segundo

Cuando hablamos de avances tecnológicos la mayoría de nosotros pensamos en un smartphone con más RAM o mejor procesador. Sin embargo, la tecnología puede aplicarse a todos y cada uno de los ámbitos que se os puedan ocurrir, y uno de ellos, en el que estamos viendo una enorme cantidad de resultados interesantes, es la medicina. En dicha especialidad ya se está empezando a usar el Big Data, el Data Mining y la Inteligencia Artificial, y con razón.

Unos investigadores japoneses de la Universidad de Showa (Yokohama) han presentado durante la Semana Europea de Gastroenterología una Inteligencia Artificial capaz de detectar cáncer colorrectal en menos de un segundo con una precisión del 94%. Sus aplicaciones, como os podéis imaginar, son más que interesantes.

Aclaremos los términos antes de empezar: la gastroenterología se encarga de estudiar las enfermedades del apartado digestivo y órganos asociados. Un cáncer colorrectal es el que se origina en el colón o en el recto, y se agrupa en “colorrectal” porque tienen muchas características comunes.

Detectar el cáncer basándose en el análisis de muestras

Esta es una muestra de cáncer colorrectal. La IA analizó 30.000 como esta

Los investigadores entrenaron a la Inteligencia Artificial mostrándole 30.000 muestras de imágenes ampliadas de pólipos colorrectales diagnosticados (que son los que originan el cáncer). La IA tardó menos de un segundo en analizar cada una de las imágenes, identificando con una precisión cercana al 100% si el pólipo era o no maligno.

Este experimento se aplicó en 250 mujeres y hombres afectados por esta enfermedad, y la IA fue capaz de acertar el diagnóstico en 9 de cada 10 ocasiones. Así lo explica Yuichi Mori, uno de los investigadores firmantes de la investigación:

El avance más notable con este sistema es que la inteligencia artificial permite la biopsia óptica en tiempo real de pólipos colorrectales durante la colonoscopia, independientemente de la habilidad de los endoscopistas. Esto permite la resección completa de pólipos adenomatosos (cancerosos) y evita la polipectomía innecesaria (extirpación) de pólipos no neoplásicos.

Traduciéndolo al lenguaje de pescadera, lo que el doctor Mori viene a decir es que ahora los endoscopistas (tengan la experiencia que tengan) podrán saber con mayor exactitud cuándo un pólipo es maligno y cuándo no para extirparlo cuando sea necesario. No es cuestión de que un robot sustituya a los médicos, es cuestión de que la tecnología se ponga al servicio de las personas para favorecer la toma de decisiones. 

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!