El Diario Geek

Más megapíxeles no significan mejores fotos

De verdad, dejad de decir que esta cámara tiene chorrocientos megapíxeles y que hace una fotos de la repanocha. En serio, no os creáis esa tontería. No me quiero buscar un lío legal por acusar a ninguna marca o empresa, pero seguro que alguna vez os han intentado vender un teléfono porque “Tiene una cámara de 21 megapíxeles y hace muy buenas fotos”. Mentira, mentira y mentira.

Si te están diciendo eso, te están engañando. O al menos, no te están contando toda la verdad. Una cámara de fotos tiene muchos factores que hacen que la foto sea mejor o peor. Los megapíxeles son uno de ellos, pero ya os digo que no es, ni de lejos, el más importante.

Lo primero: ¿Qué puñetas es un megapíxel?

Esto es un grupito de píxeles, y muchos de ellos juntos crean las imágenes digitales — Imagen de Wikimedia Commons

Empezando por lo básico, definamos el píxel. Un píxel es la menor unidad homogénea en color que forma parte de una imagen digital. En cristiano de andar por casa, los píxeles son los puntitos de colores que “crean” la imagen que ves en tu ordenador o en tu teléfono.

Vale, pues dicho eso, un megapíxel es un millón de píxeles. La cantidad de megapíxeles que tiene una cámara define el tamaño de la imagen que vas a capturar, es decir, define dimensiones, pero no calidad. Básicamente, cuantos más megapíxeles tengas, más zoom puedes hacerle a la foto sin perder nitidez -que no es lo mismo que “calidad” en términos fotográficos-.

Por ejemplo, la cámara del iPhone 6S es de 12 megapíxeles, lo que significa que las fotos hechas con él tienen una resolucion de 4000 x 3000 píxeles (12.000.000 de píxeles = 12 megapíxeles).

¿Entonces de qué depende la calidad de las fotos?

Ni la pobre Ariana Grande lo sabe…

Pues desde luego, de los megapíxeles no. Imaginad un coche que dices que es muy bueno porque tiene cuatro ruedas. Vale, sí, pero necesitará un motor, un freno, aire acondicinado en julio si veraneas en Sevilla… en fin, varias cosas. Pues las cámaras son exactamente iguales.

Las cámaras tienen lentes, un procesador, tienen un sensor de tamaño X o Y, tienen una apertura de diafragma… en fin, son muchas piececitas. Sin ir más lejos, el tamaño del píxel determinará la cantidad de luz que este pueda recoger, por lo que tener un píxel pequeño hará que se recoja menos luz y la imagen tenga grano -¿Por qué? eso lo dejamos para otro artículo-.

El procesado es también importante, porque no te creas que lo que capturas con la cámara es lo que ves después en la foto final. La cámara captura luz, y crea la imagen. Luego procesa los datos y, para guardar la imagen en tu memoria, la comprime y te crea, por ejemplo, un .JPEG. Si el software de procesado es muy malo, y le sumas unos malos materiales de construcción, un tamaño del sensor pequeño y una apertura focal diminuta, pues más que una foto vas a sacar un mojón enorme de grande.

Veámoslo con un ejemplo sencillo

Me he salido a la calle y he tomado la foto que podéis ver más abajo. La foto ha sido tomada con un LG G3, que tiene una cámara de 13 megapíxeles -aunque yo tiro en 10 megapíxeles para que la imagen sea en formato 16:9 (para pantallas digitales)-. A bote pronto podríamos decir que “la foto es buena”. Se ve nítida, se pueden apreciar los detalles…

f/2.4 —1 /145 — ISO 50–3,97 mm

Pero si hacemos zoom, ¿qué nos encontramos? Pues que la imagen se pixela, y la imagen se ve borrosa. ¡Oh, vaya, parece que el mito se nos cae!

Esta borrosa, la imagen no vale, no es buena, es diarrea

¿Por qué? Porque la cámara hace fotos grandes -4160 × 2340 píxeles-, pero no de calidad, puesto que los materiales de la lente, el tamaño de la cámara y el procesado de la imagen no son lo mejor del mundo.

Así que la próxima vez que vayáis a comprar una cámara o un teléfono, en vez de dejaros llevar por la cantidad, mirad mejor la calidad. Para ello nada mejor que ir a Flickr y buscar fotos hechas con X cámara, para que así podáis comprobar el resultado por vosotros mismos y decidir si os compensa tener 400 megapíxeles y una foto asquerosa.

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!