El Diario Geek

Ver vídeos de gatos nos hace sentir mejor, aunque perdamos el tiempo

Mañana tienes examen. Estás en tu casa estudiando esa asignatura que tantísimo odias; te sientes saturado, aburrido y crees que tu existencia no tiene sentido. Entonces decides descansar un rato, abres YouTube y te pones a ver un vídeo de gatitos haciendo el tonto que dura 15 minutos. Ese te lleva a otro, y ese otro a otro, y cuando quieres darte cuenta han pasado dos horas. Suspenderás, pero habrá merecido la pena.

Los vídeos de gatitos son todo un éxito en YouTube. Estos vídeos reciben millones y millones de visitas al día, y no es disparatado decir que un 99,99% de las personas que ven dicho contenido lo hacen cuando deberían estar trabajando o haciendo otra cosa. Si bien está mundialmente aceptado que ver animales bonitos nos pone de mejor humor, los investigadores han querido ir más allá.

Los researchers, como se les llama ahora, han estado investigando sobre algo de vital importancia: ¿la cura contra el SIDA? ¡No! Han investigado sobre si ver vídeos de gatitos cuando deberíamos estar haciendo otra cosa nos hace sentir culpables por haber procrastinado. Y la respuesta es “No”.

Ver vídeos de gatitos nos hace sentir bien, lo dice la ciencia

Cat GIFs - Find & Share on GIPHY

En una investigación llevada a cabo por la profesora Jessica Gall Myrick, de la Universidad de Indiana Bloomington, se demostró que ver vídeos de gatitos durante el estudio o el trabajo en Internet nos hace sentir bien. Esta investigación se publicó hace dos años en la revista Computers in Human Behavior bajo el título “Regulación emocional, procrastinación y ver vídeos de gatos online: ¿Quién ve vídeos de gatitos, por qué y para qué?”. Esto es completamente real, de verdad.

La profesora encuestó a 6.795 personas, y les preguntó si veían o no vídeos de gatos, cuándo y por qué lo hacían y cómo se sentían después de hacerlo. Los resultados arrojan la siguiente conclusión: la gente que ve vídeos de gatos en Internet se siente mejor después de hacerlo. De hecho, la felicidad obtenida por ver dichos vídeos era mayor que la culpabilidad por haber procrastinado, por lo que la gente no se sentía mal tras haber perdido el tiempo en semejante actividad.

Por su parte, la investigación afirma que las personas que tienen gatos, las personas tímidas y las más simpáticas son las que más consumen este tipo de contenido. Así que ya sabes, la próxima vez que alguien te diga que estás perdiendo el tiempo dile que estás buscando la felicidad. A disfrutar.

Jose García Nieto

¡Pon tu comentario!